¿Quién es Alberto Moravia?

Alberto Moravia

      Alberto Moravia es uno de los narradores italianos más reconocidos, no sólo por su crítica frontal a la sociedad europea del siglo XX, sino también por su por su estilo austero y realista. Muy pocos narradores exploraron el impulso sexual, la alienación del individuo y el existencialismo como lo hizo Albero Moravia.
       Narrador y periodista, Moravia, nacido Alberto Pincherle (Moravia era el apellido de soltera de la abuela paterna), nació en el seno de una familia adinerada, el 28 de noviembre de 1907, en Via Sgambati, en Roma, Italia. Era el segundo de cuatro hijos, y su padre, un judío no practicante, era arquitecto y pintor, de origen veneciano, y su madre era católica, de Ancona.
       Moravia no terminó la escuela convencional ya que a la edad de nueve años contrajo tuberculosis en los huesos, lo que lo confinó a la cama durante cinco años. Pasó tres años en casa y dos en un sanatorio cerca de Cortina d’Ampezzo , en el noreste de Italia. Durante su enfermedad, leía mucho, y algunos de sus autores favoritos fueron Giosuè Carducci, Boccaccio, Dostoievski, James Joyce, Ariosto, Shakespeare, Molière, Gogol y Mallarmé. También aprendió francés y alemán.
       En 1925, a la edad de 18 años, abandonó el sanatorio y se mudó a Bressanone. Durante los siguientes tres años, en parte en Bressanone y en parte en Roma, comenzó a escribir su primera novela Gli indifferenti (1929), un análisis realista de la decadencia moral de una madre de clase media y dos de sus hijos.
       En 1927, Moravia conoció a Corrado Alvaro y Massimo Bontempelli, y comenzó su carrera como periodista en la revista 900. La revista publicó sus primeros cuentos, incluyendo “Cortigiana stanca” (1927), “Delitto al circolo del tenis” (1928) y “Il ladro curioso” y “Apparizione” (ambos en 1929). En 1929, publicó por su cuenta, con un costo de 5.000 liras italianas, Gli indifferenti, la cual hizo que saltara a la fama en Italia.
       En 1930, Moravia empezó a colaborar con el periódico La Stampa, que después sería editado por Curzio Malaparte. En 1933, junto con Mario Pannunzio, fundó las revistas de crítica literaria Caratteri y Oggi, y comenzó a escribir para el periódico Gazzetta del Popolo. Los años previos a la Segunda Guerra Mundial fueron difíciles para Moravia: el régimen fascista prohibió las revisiones de Le ambizioni sbagliate (1935), confiscó su novela La mascherata (1941) y prohibió Agostino (1941).
       En 1935 viajó a los Estados Unidos para dar una serie de conferencias sobre literatura italiana. L’imbroglio fue publicada por Bompiani, en 1937. Para evitar la censura fascista, Moravia empezó a escribir en un estilos surrealista y alegórico — Il sogno del pigro (1940), por ejemplo. Después de la toma fascista de la segunda edición de La mascherata, en 1941, Moravia empezó a escribir bajo un seudónimo. Ese mismo año, se casó con la novelista Elsa Morante, a quien conoció en 1936. Vivían en Capri, donde Moravia escribió Agostino. Después del Armisticio del 8 de septiembre de 1943, Moravia y Morante se refugiaron en Fondi, en el límite de Ciociaria; esa experiencia fue inspiración de La ciociara (1957).
       Después de la liberación de Roma, en mayo de 1944, Alberto Moravia regresó. Comenzó a colaborar con Corrado Alvaro, escribiendo para los periódicos Il Mondo y Il Corriere della Sera —de hecho, en este último publicó sus escritos hasta su muerte. Después de la guerra, su popularidad aumentó constantemente, con obras como La Romana (1947), La Disubbidienza (1948), L’Amore Coniugale et altri racconti ( 1949) y Il Conformista (1951). En 1952 ganó el Premio Strega por I Racconti. Entonces sus novelas comenzaron a traducirse en el extranjero, y sus novelas empezaron a ser adaptadas al cine: en 1953, La Provinciale, adaptada por Mario Soldati; en 1954, Luigi Zampa dirigió La Romana y, en 1955, Gianni Franciolini dirigió I Racconti Romani (1954) una colección de relatos que ganó el Premio Marzotto. En 1953, Moravia fundó la revista literaria Nuovi Argomenti, con Pier Paolo Pasolini entre sus editores.
       En 1960, Moravia publicó La Noia, la que se convertía en una de sus novelas más famosas, ganando el Premio Viareggio. Una adaptación fue filmada por Damiano Damiani en 1962. (Otra adaptación del libro es la base de la película L’ennui, 1998, de Cedric Kahn). Varias películas se basaron en sus otras novelas: en 1960, Vittorio De Sica adaptó La Ciociara; en 1962, Agostino, filmado por Mauro Bolognini; en 1963, Jean-Luc Godard filmó Il Disprezzo, como Le Mépris; en 1964, Francesco Maselli filmó Gli Indifferenti (1964).
       En 1962, Moravia y Elsa Morante se separaron, y Moravia se fue a vivir con la joven escritora Dacia Maraini y se concentró en el teatro. En 1967, Moravia visitó China, Japón y Corea. En 1970, Il Conformista (1951) es la base de la película The Conformist (1970), dirigida por Bernardo Bertolucci.
       En 1971 publicó la novela Io e lui y Poesia e romanzo. En 1972 fue a África, que le inspiró A quale tribù appartieni?, publicada en el mismo año. Volvió a Japón en 1982, y después de visitar Hiroshima, escribió una serie de artículos para la revista L’Espresso sobre la bomba atómica. Sobre ese tema vuelve en su novela L’Uomo che Guarda (1985) y el ensayo “L’Inverno Nucleare”.
       La colección de cuentos La Cosa e altri racconti (1983) fue dedicada a Carmen Llera, su nueva compañera (cuarenta y cinco años menor que él), con quien se casó en 1986. En 1984, Moravia fue elegido al Parlamento Europeo como miembro del Partido Comunista Italiano. Sus experiencias en Estrasburgo, que terminaron en 1988, están narradas en Il Diario Europeo.
       El 26 de septiembre de 1990, Alberto Moravia fue encontrado muerto en el baño de su apartamento Lungotevere, en Roma. Tenía 82 años.


ÍNDICE:

Narrativa:
La cortesana cansada (1927)
Final de una relación (1933)
El amante desdichado (1942)
La casa es sagrada (1942)
El amante rechazado
El nene (1954)
El supercuerpo (1976)
El monstruo redondo (1976
La cosa e altri racconti (1983):
La cosa
Al dios desconocido
La mujer de la capa negra
El diablo no puede salvar al mundo
La señal de la operación
El cinturón
El propietario del departamento
También mi hija se llama Giulia
Un canasto junto al Tíber
Un horrible bloqueo de la memoria
El diablo va y viene
A mí qué me importa el carnaval
Esa maldita pistola
Toda mi vida he tartamudeado
Siempre escucho en sueños pisadas en la escalera
Trueno revelador
Hay una bomba N también para las hormigas
El paseo del mirón
Las manos alrededor del cuello
La mujer de la casa del aduanero




Literatura .us
Mapa de la biblioteca | Aviso Legal | Quiénes Somos | Contactar