Juan Rulfo
(1918-1986)


      Juan Rulfo nació en Apulco, Jalisco (México) el 16 de mayo del 1918. En 1919, se trasladó a San Gabriel, también en Jalisco. En 1924, comenzó su enseñanza primaria en San Gabriel, y poco después muere su padre. Apenas tenía ocho años, cuando empezó la revolución cristera (1926). Al año siguiente, Rulfo y dos hermanos se trasladaron a Guadalajara, para estudiar.
      En 1930, muere su madre, y Rulfo y sus hermanos quedan bajo la custodia de la abuela materna, en San Gabriel. Ese mismo año, pasó a vivir como interno en un orfanato, atentido por la orden de las monjas josefinas francesas.
      Cuando intenta ingresar en la Universidad de Guadalajara, la universidad entra en una huelga. Decidido a ingresar a la universidad, se traslada a México, donde vivirá al cuidado de su tío, milatr del Estado Mayor. Finalmente, en 1934, no le revalidan sus estudios de la Preparatoria, y asiste como oyente al Colgeio San Ildefonso.
      Al año siguiente (1935), cuando toma el examen extraordinario para estudiar la carrea de abogado, no lo pasa. Entonces empieza a trabajar como agente de inmigración en la Secretaría de Gobernación.
      En 1942, figura como miembro del Consejo de Colaboración de la revista América, dirigida por Marco Antonio Millán. Tres años después (1945), la revista publica su cuento “La vida no es muy seria en sus cosas”. Ese mismo año (1945), en julio, la revista Pan de Guadalajara publica “Nos han dado la tierra”, y, en noviembre, “Macario”. El siguiente año (1946), en junio, la revista América, también publica “Macario”. Elk siguiente año, la revista tambén publica “¡Díles que no me maten!” (agosto).
      En 1953, el Fondo de Cultura Económica publica su libro de cuentos El llano en llamas." El siguiente año (1954), Rulfo pasa a trabajar al Departamente de Publicidad de la casa Goodrich. Un año después, en el 1955, aparace su novela Pedro Páramo.
      Murió en México, en 1986.

      Rulfo, dice Carlos Fuentes: Cierra “para siempre —y con llave de oro— la temática documental de la Revolución, Rulfo convierte la semilla de [Mariano]Azuela [autor de Los de abajo] y [Martín Luis] Guzmán [autor de El águila y la serpiente] en un árbol seco y desnudo del cual cuelgan unos frutos de brillo sombrío: frutos duales, frutos gemelos que han de ser probados si se quiere vivir, a sabiendas de que contienen los jugos de la muerte.”
      De Pedro Páramo, dice Jorge Luis Borges: “Pedro Páramo es una de las mejores novelas de las literaturas de lengua hispánica, y aun de toda la literatura”.
      Rulfo, dice Octavio Paz, “nos ha dado una imagen —no una descripción— de nuestro paisaje. Como en el caso de [D. H.] Lawerence [autor de The Plumed Serpent] y [Malcolm] Lowry [autor de Under the Volcano], no nos ha entregado un documento fotográfico o una pintura impresionista sino que sus intuiciones y obsesiones personales han encarnado en la piedra, el polvo, el pirú. Su visión de este mundo es, en realidad, visión de otro mundo.”



Literatura .us
Mapa de la biblioteca | Aviso Legal | Quiénes Somos | Contactar